Una nueva aventura empieza y, con ella, la primera entrada a este blog.

Para mi es muy especial todo lo que estoy viviendo estos días: La difícil situación que vivimos todos con el tema del coronavirus, la locura de lanzarse a emprender cuando todo augura una crisis económica mundial… Vamos, que el destino no para de decir “No lo hagas” pero, y citando a la gran Arya Stark “¿Qué se le dice al destino? Hoy no” y por ello allá voy, a emprender. Seamos el Buzz Lightyear “Hasta el infinito y más allá”

De lo primero que os hablaré será de la seña de identidad, nuestro isologo (en otra entrada, que haré más adelante, explicaré qué partes forman una marca) Quería algo que, a simple vista, explicara como es “Pilz Marketing”. Es un conjunto de facetas de diferentes colores donde las luces y sombras crean un total, un caleidoscopio de ideas y soluciones para las empresas, vuestros negocios, que ponemos a vuestro alcance.

Como todo, ha habido una influencia que ha marcado a la hora de crear el isologo de Pilz, que van desde Okuda San Miguel hasta Damien Hirst, pasando por Agatha Ruíz de la Prada. Con una gama de colores brillantes y figuras geométricas, algo que venía ser una constante en la geometría escluidiana, la perspectiva caballera y los ángulos de 45º algo, que creo, que define perfectamente a Pilz.

Por esos colores potentes que he hablado anteriormente, he decidido utilizar la paleta de colores de M&M’s, que es una paleta, que a la vez es limitada y amplia. Si. La de M&M’s.

chocolates Pilz M&Ms
   M&Ms rosas con el logo de Pilz

Una vez que tenía todo esto empecé a jugar, sin orden ni concierto, a dibujar cuadrados y triángulos hasta que el isologo de Pilz tuvo su forma que ahora disfrutamos.

Y así, con todo esto, nació el isologo de Pilz.                                                                                                       

Espero que os haya gustado esta entrada y, poco a poco, iré subiendo más anécdotas e información sobre el mundo del diseño y del marketing

¡Nos leemos!